La importancia del Dominio

Antes de iniciar un negocio, es importante tomar algunos detalles en cuenta. En lo referente al marketing, uno de los aspectos más importantes es pensar cuál será el dominio de la empresa. Es decir, el nombre o la identidad digital de su emprendimiento. Veamos.

Antes de iniciar un negocio, es importante tomar algunos detalles en cuenta. En lo referente al marketing, uno de los aspectos más importantes es pensar cuál será el dominio de la empresa. Es decir, el nombre o la identidad digital de su emprendimiento. Veamos.

El nombre de dominio, o, simplemente, dominio, es un código que vincula el nombre de la empresa con su dirección IP (Internet Protocol), es decir, la verdadera identidad y ubicación remota de todo sitio web: un conjunto de 4 números separados por puntos.

Así, pues, la primera característica del dominio es que vuelve decodificable el nombre de la empresa, para los ordenadores. Por ejemplo, www.miempresa.com es claro para nosotros y, al mismo tiempo, si hemos registrado el nombre convenientemente, lo será para los motores de búsqueda que todo utilizamos para encontrar información.

Es decir que, el dominio, conjuga un enlace digital (la relación entre el nombre y su dirección IP) con una característica central del marketing en internet: que quien lo busca, lo encuentre. La información es tan vasta en la web, que un dominio se vuelve indispensable a la hora de resultar visible para los clientes.

Ahora bien. Si un usuario ya posee su dominio con la extensión .com, puede optar por reservar para sí la extensión relativa al país donde su empresa opera. Por ejemplo, .com.ar en el caso de Argentina. Es importante, porque de lo contrario alguien podría utilizar el mismo dominio, pero cambiando la extensión.

Lo mismo ocurre a la inversa, o con extensiones diferentes, como .tv o .edu. La clave es que la marca de nuestro negocio sólo se utilizada por nosotros. Eso depende de que realicemos el correcto trabajo de registro. Registrar el dominio de la empresa propia en varias extensiones, verdaderamente es un diferencial respecto de la competencia.

También es una buena idea registrar otros dominios, con nombres genéricos, que refieran al rubro o, producto o servicio que se ofrecen. Así, por ejemplo, “clasesdesalsa.com” o “refaccionyconstruccion.com” quizá no tengan el potencial de una marca, pero posicionan bien en los motores de búsqueda y resultan claros en cuanto a qué se ofrece.

Al mismo tiempo, otro aspecto relativo a la singularidad y originalidad de la marca en la web son los derechos sobre la propiedad intelectual del dominio. Es importante que cada usuario y dueño de marca, registre su dominio según la normativa vigente en cada país. De lo contrario, el riesgo es que alguien más reclame ese nombre, o lo utilice.

En definitiva, si se realiza un correcto trabajo en relación con el dominio de la empresa, los resultados serán:

  • Identidad digital con dirección web amigable;
  • Capacidad de ser buscados y encontrados por clientes
  • Generación de clientes potenciales
  • Generación de tráfico web
  • Pleno derecho sobre el uso de la marca en internet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *